¿Quieres reinventarte profesionalmente y no sabes cómo hacerlo?

¿Quieres reinventarte profesionalmente y no sabes cómo hacerlo?

¿Quieres reinventarte profesionalmente y no sabes cómo hacerlo? Construir una nueva versión de nosotros mismos no es fácil pero nunca será una misión imposible.

La pandemia nos trajo mucho dolor y perdida pero también, la oportunidad de darnos cuenta que es hora de evolucionar, cambiar, transformarse. ¡Es hora de reinventarse!

Si ahora mismo tienes un empleo y te sientes frustrado porque no lograste los resultados que tenías planeado, quizá sea hora de empezar a replantearte un cambio en tu profesión. 

Si estás leyendo este artículo, seguramente es porque NO eres de los que esperan a que la ola del mar te golpee para actuar.

Eres de los nuestros, de los que se atreven y aunque sin saber cómo lograrlo siempre vas en busca de soluciones.

¿ Qué significa Reinventarse?

Reinventarse significa dejar morir lo que hemos sido y renacer. 

Es crear una nueva versión de ti mismo, desde tus pensamientos hasta tus comportamientos.

En muchas ocasiones de tu vida, aunque en menor medida, ya has pasado por varios procesos de reinvención.

Así como cuando cambiaste de empleo, de puesto de trabajo o cuando asumiste una nueva posición.

Recuerda que tuviste que conocer a nuevas personas, conocer el funcionamientos de nuevos programas o herramientas, adaptarte a nuevas formas de trabajar y a la cultura de tu nuevo empleo.

Quizá al comienzo todo fue como un torbellino de nueva información, sin embargo lo lograste ¿si o no?

Es así que reinventarse es encontrar un nuevo camino en el que desarrollarse y ejercer una nueva profesión. Es volver a intentar.

¿ Qué Implica Reinventarse?

Hacer un cambio siempre implica para todos, dudas, incertidumbre, temores y miedos. Sin embargo, si realmente tomamos la decisión de hacerlo podemos lograrlo.

Los ingredientes claves que necesitamos agregarle a nuestros pensamientos, sentimientos y emociones son una alta dosis de determinación y compromiso.

¿ Para qué debemos Reinventarnos Profesionalmente?

Debemos reinventarnos para darle entusiasmo a nuestras vidas, un motivo por el qué despertarte contento y salir disparado con energía de la cama.

Si quieres estar en sintonía e ir al mismo ritmo con la evolución del mundo, hacer un cambio en tu vida profesional te permitirá disfrutar de las comodidades y facilidades que nos aporta la ciencia y la tecnología.

Reinventarse presenta muchas ventajas porque te permite adquirir nuevos conocimientos, quizá en alguna profesión totalmente distinta que pensaste que sería complicado aprender y no fue así.

Lo más importante de reinventarnos, es que nos convertimos en fuente de inspiración para nuestro entorno más cercano.

Ser un ejemplo de vida para aquellas personas que te vieron sufrir, desanimarte y tocar fondo, pero que no te quedaste ahí, que hiciste de todo para comenzar de nuevo.

Esta es la herencia más poderosa o el legado que puedes dejar a tus hijos o aquellos a quienes amas. 

Debes tomar la decisión de Reinventarte porque el mercado laboral, tu jefe o el gobierno nunca deben convertirse en la excusa perfecta para que dejes de crear la mejor versión de ti mismo.

¿ Qué sucederá si no me reinvento?

Exactamente nada. Te quedarás en el mismo punto hasta que llegue el día de tu jubilación. En tu vida no habrá nada nuevo. Nada que contar a los tuyos.

Si lo que quieres es hacer un trabajo que te genere satisfacción y quieres cambiar tu estilo de vida. Reinventarte es la opción.

No hacerlo es seguir el camino hacia el fracaso. Implica ir directo por el camino de una vida triste y rutinaria.

Pero, ¿Cómo reinventarse profesionalmente y fomentar ese cambio? En este artículo te comparto las principales claves para lograrlo.

7 claves para reinventarte profesionalmente:

Recuerda que todos merecemos ser felices, disfrutar de la vida y ser libres, pero todo ello, depende de nosotros mismos.

Mírate ahora mismo, date cuenta que si sigues en el mismo punto, nadie llegará a salvarte ni siquiera cambiará tu situación teniendo “al mejor presidente”.

Tu cambio sólo depende de ti.

Existen muchas formas de iniciar tu reinvención profesional y como deseo que realmente tomes acción y no te agobies con tanta información aquí te comparto las claves más importantes que sí o sí debes tomar en cuenta: 

1.Pon atención a tu alarma:

Un problema que se te presenta una y otra vez “es una alarma”. Es tu despertador.

Este problema te está avisando que hay una oportunidad, que llegó la hora de hacer el gran cambio y que es momento de ponerse en acción. 

Despierta. Es tu momento.

Hay quienes viven como sonámbulos, como si estuvieran zombis. Suena el alarma, lo apagan y siguen con sus vidas.

Sólo reaccionan hasta que están en la profundidad y cuando ya no pueden más recién despiertan. Empiezan a ser conscientes de sus problemas y se dicen, cueste lo que cueste lo haré.

Por ello, debes tomar una decisión, identifica qué es lo que quieres hacer, ¿cambiar de empleo o emprender? ¿quedarte en el mismo punto o avanzar?

Haz una lista de cuáles serían los motivos más fuertes en tu vida para cambiar. Identifica si tus motivaciones son tan fuertes como para hacer el cambio.

Con un propósito claro te será más fácil tomar una decisión que te traiga tranquilidad, paz y libertad.

Entonces, no apagues la alarma, ese despertador te está avisando. Recuerda que cualquier problema es una oportunidad de cambio.

2. Trabaja en tu autoconocimiento:

Esta herramienta es la base de la inteligencia emocional y te ayuda a empoderarte, tener más confianza en ti mismo y tener claridad en lo que quieres hacer (definir objetivos).

¿Y qué es lo más importante que debes conocer de ti mismo?

  • Tus puntos fuertes. Es decir, cuáles son las habilidades que destacan en ti, tus talentos, tus avances y logros.
  • Las barreras o límites que sólo están en tu mente: tus miedos.
  • Tus temperamentos: Los rasgos de tu personalidad para entender a los demás y ser entendido (colérico, flemático, sanguíneo o melancólico).

Conocer tanto tus puntos fuertes como aquellas áreas que debes mejorar y trabajar te permitirá saber con qué armas cuentas para enfrentarte al cambio y cuáles debes seguir afinando para avanzar a paso firme.

3. Identifica qué tipo de actividades disfrutas hacer:

Imagínate en que llegó el día de tu jubilación y tienes la oportunidad de hacer todo lo que habías postergado por tanto tiempo, viajar por el mundo, disfrutar de los tuyos, etc.

Ahora piensa que ya hiciste todo lo que querías y ahora tienes todo el tiempo para ti. ¿Qué harías con tu tiempo libre?

¿Crees que una forma de darle sentido a tu vida es seguir aportando valor al mundo?, ¿te gustaría realizar alguna actividad que te dé la oportunidad de mantenerte vigente profesionalmente hasta cuando tú quieras?

Aquella actividad que te permita seguir en contacto con las personas y ayudarlos a resolver sus problemas, ganar dinero por ello, sentirte útil y sobretodo sentir una gran satisfacción al hacerlo.

Si tu respuesta es positiva, ¿qué actividad sería esa? Poniendo en contexto tus habilidades, conocimientos, experiencia de vida, tus gustos y preferencias ¿a qué te gustaría dedicarte?

Haz una lista de ellas, usa tu creatividad tratando de integrar todos estos factores, y piensa en qué actividad te permitiría ganar dinero y te haría sentir realizado.

4. Especialízate en un tema concreto:

Una vez que hayas identificado el sector o el área al que deseas dedicarte, deberás empezar a buscar información al respecto y empezar a prepararte.

Recuerda que especializarte en un tema concreto te ayudará a obtener rápidamente clientes que están buscando solucionar un problema específico.

Es mejor “ser un especialista que un generalista”. Un ejemplo claro es lo que abunda en internet: “Coach de vida”, encontrarte con un profesional que ofrece este servicio te hará dudar de si podrá resolver tu problema. 

Un “profesional generalista” es el que abarca todo tipo de temas dentro de su profesión y que además no le deja claro al cliente de si ayuda a jóvenes, adultos, mujeres, etc. y además ¿ qué significa de vida? ¿es que está entre la vida y la muerte?

Ser un generalista genera un desgaste enorme de energía al profesional por querer abarcar todo ya que recibirá todo tipo de clientes y problemas. 

En cambio, un profesional con el tiempo se vuelve un experto cuando se enfoca en una sola temática, empieza a “especializarse en un problema específico de su cliente”.

Por ejemplo, un profesional de Marketing en vez de ofrecer sus servicios a todos los sectores del mercado, decide hacerlo sólo a odontólogos.

Y si quiere especializarse mucho más, podría ofrecer servicios de tráfico en redes sociales, marketing de contenidos para sitios webs o copywriting para publicaciones online. 

De eso se trata la “especialización” enfocarse en un sector, en un cliente específico y en brindar soluciones a un sólo problema. 

Entonces, busca información sobre tu temática. Ten una claridad de lo que quisieras hacer.

¡Especialízate! Es importante que identifiques lo que te gusta para que no te genere cansancio o estrés en tu preparación.

Recuerda que no empiezas de cero, ya cuentas con habilidades desarrolladas, conocimientos y experiencia de vida.

Además, cuando descubras aquella actividad que te genera un gran entusiasmo, te darás cuenta que tienes mucho potencial por desarrollar.

5. Trabaja en potenciar tu mente:

Se puede cambiar de profesión a cualquier edad. Sin embargo, algunas profesiones quizá no sean posibles, como por ejemplo si se desea ser bailarina o deportista de elite.

Voltear la página y empezar de nuevo puede asustar al inicio, sobre todo si eres de los que te gustan ver películas a pantalla gigante y proyectar un futuro negativo de ti mismo del mismo tamaño.

Es importante que reconozcas que todos tenemos miedos y que eso se puede trabajar. Si has decidido hacer el cambio, este paso no te lo debes saltar.

Hay que empezar a trabajar en tumbar esa pared que representa “el miedo por dejar un empleo seguro para ejercer una profesión completamente distinta”.

Recuerda que:  “No debes renunciar a tu empleo si no tienes tu carta bajo la manga” un negocio mínimo viable que te esté generando tus primeros ingresos.

Erradica también esos pensamientos heredados por el sistema educativo, tus padres y la cultura.

Aquellas creencias arraigadas en la mente: Del colegio a la universidad, de allí a un empleo seguro y finalmente a esperar la jubilación.

¿Y esperar para qué? Para poder empezar a disfrutar de la vida con los achaques de la vejez y todo el remordimiento de no haber disfrutado de tus hijos, tu pareja y de ti mismo.

Vivir los siguientes años con la tristeza de haber postergado todo aquello que un día te hacía ilusión.

Entonces, es momento que dibujes en un papel tu cerebro, y agarres un borrador y empieces a borrar todos esos pensamientos que nada bien te hacen ahora.  

Luego empieza a dibujar esas imágenes de pensamientos de la vida que quieres tener a partir de ahora. Dibuja todo aquello que te haría sentir vivo.

También puedes agarrar un cuaderno y partir de hoy empezar a escribir todo lo que se te venga a la mente acerca de lo que quieres para tu nueva vida. Escarba cuanto más puedas para encontrar tus piedras en el camino.

Dale rienda suelta a tus pensamientos y descubrirás qué bloqueos o miedos te impiden tener la vida que quieres. Esas serán tus piedras en el camino.

Tu cuaderno de cabecera será tu acompañante mientras te decidas hacer el gran cambio. Escribir tus sueños, tus anhelos y temores antes de dormir te ayudará a tener mejores respuestas al despertarte.

Es tu momento de evolucionar. ¡De reinventarte profesionalmente! 

6. Crea una red de contactos:

Es imposible que un ser humano pueda vivir aislado. Contar con una mano amiga hace que nuestros problemas se vuelvan más ligeros con el simple hecho de compartirlos.

Muchas veces pensamos que lo que estamos viviendo, lo que sentimos y todas nuestras preocupaciones sólo nos pasa a nosotros y no es así.

Estudios demuestran que expresar nuestros problemas con quienes viven o han vivido lo mismo que tú permite que se puedan generar nuevas ideas de solución.

Por ello la importancia de crear “un círculo de confianza” un grupo de amigos que comparten los mismos sueños, deseos, retos, intereses, y dificultades que tú.

Esto significa que puedes tener diferentes tipos de “círculos de confianza” como los amigos del barrio, los del cole, de la universidad, del gimnasio, de los hijos del cole, “de profesionales frustrados por su empleo”, etc.

Y bien, empieza ya mismo a construir tu circulo de confianza en donde puedas compartir tus experiencias, conocimientos, recibir feedback o apoyo de los miembros.

7. Hágase amigo de la tecnología:

Tocar este tema es uno de los grandes miedos de muchos profesionales que inician su proceso de reinvención profesional.

Lo que les recomiendo, es que poco a poco vayan interactuando en las redes sociales si es que no se tiene presencia online.

Luego que vayan conociendo las funcionalidades de cada uno, las ventajas y los beneficios que cada red social les ofrece. 

Si ya tienes claro a qué actividad te vas a dedicar, entonces empieza a buscar información sobre tu temática, únete a grupos en Facebook sobre aquellos temas de tu interés.

Plantéate la idea de aprender temas relacionados al marketing digital SI Y SÓLO SI ya tengas listo los pilares principales de tu negocio como:

  • La idea de negocio,
  • Tu cliente ideal,
  • El nicho de mercado,
  • Los problemas o deseos de tu cliente ideal,
  • Las soluciones que ofrecerás,
  • Finalmente, tu promesa de valor.

Debes enfocarte primero en desarrollar la estructura de tu negocio, especializarte en resolver aquellos problemas de tu cliente o ayudarlos a cumplir sus sueños.

Lo recomendable es estudiar algo que vas a poner en práctica en el momento.

Y ya te digo que, no tendrás resultados si lo que estudias no lo pones en práctica en un caso real como en tu propio negocio por ejemplo.

Así que ve con calma, poco a poco lo irás aprendiendo. Te aseguro que no es difícil cuando te organizas y tienes un proyecto de negocio que te encanta y te entusiasma mucho.

Lo que sí debes tener muy claro es que SÍ o SÍ tu negocio debe ir de la mano con la tecnología porque, aunque no lo creas te ayudará a tener una vida más cómoda.

Además, con el apoyo de la tecnología tu negocio tendrá más alcance, llegará a más personas y rápidamente conseguirás a muchos clientes potenciales para ofrecerles tus servicios.

En Resumen:

Todos tenemos la capacidad de aceptar el cambio, adaptarnos a él, desarrollar nuevas habilidades y evolucionar.

Pero si crees que todavía puedes soportar unos años más, sopórtalo y resígnate a vivir una vida triste, gris y sin sentido.

Recuerda que eres tú quien toma la decisión de ser feliz y que con crisis o no muchas personas ya lo están logrando.

Si piensas en la tecnología y te da miedo porque crees que a tu edad no podrías lograrlo te aseguro que no será así.

Además, la buena noticia es que “No debes renunciar a tu empleo si no tienes tu carta bajo la manga”. Irás creando tu plan de negocio con bases sólidas antes de dar el gran paso de renunciar. 

La única opción para no seguir anclado es tomar impulso y sacar fuerzas internas para dirigirnos a otro camino que nos brinde satisfacción, libertad, calma y nos aleje del conformismo y la zona de comodidad.

Es momento de aprovechar toda tu experiencia y conocimiento para realizar un proyecto online que ayude a brindar soluciones al mundo. Hay muchísima gente que está esperando a que los ayudes. ¡Reinvéntate!

Y bien, si ahora mismo tienes muchas dudas y quieres reinventarte profesionalmente y no sabes cómo hacerlo te invito a que descargues esta “GUÍA GRATUITA” que te ayudará a tomar la decisión más acertada para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.