TU PODER INTERIOR

La palabra “poder” significa: capacidad de hacer o actuar, fuerza, influencia o autoridad.

Tu poder interior es una fuerza interior que te hace capaz de dominar el ego, las emociones y tener total seguridad y control sobre tu propia vida, que te mueve a la acción a través de las emociones positivas y que te permite hacer cosas que jamás pensaste posibles, lograr la realización de tus sueños.

Hay un poder increíble en cada ser, todos podemos sanar y ayudar a que alguien sane, porque en nuestro interior existe un gran don.

Cuanto más te muevas y busques aquello que tanto te interesa, aquello que tanto te emociona, aquello que tanto te llena de alegría es allí cuando te das cuenta de que tienes algo que te mueve, tu poder interior, algo que naturalmente llegará porque estás en constante interacción con ella. Esta capacidad para actuar es la que nos lleva al éxito.

Una de las alegrías de la vida, consiste en descubrir que este “Poder Interior” podemos desarrollarlo todos, que incluye la ternura, la compasión, la sensibilidad, la capacidad de ser firme y tenaz y la de ser realmente quienes somos sin que importe quien está frente a nosotros.

Las personas más poderosas que conocemos, expresan ese poder sintiéndose seguros. Son auténticos y honestos con ellos mismos y con los demás. Son sinceros. No necesitan probarse a sí mismos, ni probar a los demás sus capacidades, ni obtener la aprobación de otros. Saben que no pueden gustarle a todo el mundo.

 

¿Qué sucede cuando no me conecto con mi Poder Interior?

* Sentirnos incapaces de lograr el éxito. Muchas personas sienten más miedo al éxito que al fracaso.

* Gastar gran parte de la energía evocando el pasado, o proyectar un futuro que nunca concretamos.

* Invertir mucho tiempo en los diálogos internos negativos. Un dialogo interno es conversar con uno mismo, son normalmente una mezcla de medias verdades y de pensamiento irracional. Su consecuencia es la perpetuación de emociones negativas, tales como pesimismo, sentimiento de culpa, miedo y ansiedad.

* Los comportamientos destructivos serán parte de nuestro accionar, comportamientos que comienzan con las autocriticas que no reflejan la realidad sino que simplemente son tu propia interpretación de la misma. Gran parte del estrés diario que vivimos, incluso de las enfermedades que padecemos, comienzan con comportamientos destructivos.

* Desequilibrio emocional ante los cambios. Dificultad para adaptarnos o dejar nuestra zona de comodidad.

 

¿Qué puedo lograr al desarrollar mi Poder Interior?

* Dejar de temer a la crítica o al rechazo de los demás.

* El miedo o la culpa ya no serán parte de tus pensamientos.

* Poseerás una mayor seguridad para tomar decisiones.

* Tendrás menos irritabilidad, más tolerancia a las situaciones difíciles.

* Menos depresión, más seguridad en uno mismo.

* Mayor autonomía y capacidad creativa.

 

¿Como puedo desarrollar mi poder interior?

* Todo comienza con compromiso y auto-disciplina. Cuando digas que vas a descansar, descansa, cuando digas allí estaré, lo harás, cuando digas, seré feliz, así será.

* Crea tus propias metas. Un plan maestro es algo muy motivador que dará sentido a tu vida en el presente.

* Valórate a ti mismo. Haz una lista de tus logros y acciones, eso te ayudará a ver las cosas con perspectiva. Es necesario que aprendas a reconocer y respetar tus aspectos positivos, desarrollar una buena opinión de ti mismo y que utilices la información que recibas de los demás para mejorar tus defectos y convertirlos en cualidades.

* Cuando te sientas hostigado por una multitud de obstáculos, cuando los desafíos, los miedos, se conviertan en barreras difíciles de superar recuerda tus logros.

* Cuando comienzas a ser considerado contigo mismo, y con los demás, comenzarás sistemáticamente a suprimir sentimientos de desagrado o ira interior.

* Aceptar los cambios. Los cambios son parte ineludible de nuestras vidas y para algunos de nosotros son sinónimos de decepción y estrés, porque consideramos que nos roba la sensación de control. La única manera de prevenir que los cambios no causen estrés, consiste en renunciar a todo deseo de combatirlos y considerarlos más bien una oportunidad de gozar con nuevas experiencias y desarrollar nuevas habilidades y cualidades.

 

El estrés surge cuando la presión de tus compromisos y responsabilidades excede los límites de tu capacidad de afrontarla. Si tienes un buen sentido de la autoestima y una consciencia fuerte de tus habilidades, esos límites se ampliaran. Entonces podrás ver la presión como algo positivo: como una nueva oportunidad de ampliar tu experiencia y tu capacidad.

 

Para lograr lo que tanto deseamos, sólo nos falta eso: el poder interior que nos movilice, que nos mueva del asiento, que nos haga reflexionar a y a la vez ir para adelante. No te quedes allí sentado, haz algo por ti y por tu futuro.

 

Es inútil querer hacer algo para afuera si antes no lo hemos hecho con nosotros mismos. Como prueba están aquellos que fueron elevados a posiciones de autoridad y no pudieron mantenerla porque antes no habían ejercido su propia autoridad.

 

ATIM: “Ayúdate a Ti Mismo”

* Ayúdate, confía en ti mismo, en tus capacidades.

* Si nosotros no nos ayudamos, nadie podrá hacerlo.

* El poder está en nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.